SEGURIDAD ALIMENTARIA EN CASA

Bueno, bueno, bueno… ya estamos en otoño, empieza el frío… anochece antes… se quedan atrás esas noches de verano, a la luz de las estrellas, hablando y riendo con los amigos y la familia. Se acabó el verano… las queridas vacaciones…

 Empieza la rutina, la casa… los niños… los estudios… el trabajo… En mi caso, empieza una nueva temporada en el blog y también vuelve la famosa frase que se oye en cada casa, cada día: ¿que hago para comer? una pregunta que muchas veces cuesta contestar.

 Pero antes de empezar con recetas nuevas creo interesante compartir unas directrices sobre seguridad alimentaria en casa.

Estrictos con la limpieza

Lavarse las manos antes de manipular los alimentos.

Limpiar todas las zonas y utensilios que estarán en contacto con los alimentos.

Mantener los trapos de cocina, estropajos y la propia ropa limpia.

Separar los alimentos crudos de los cocinados

No utilizar los mismos cuchillos y superficies para manipular los alimentos crudos y los cocinados sin una limpieza previa.

En la nevera, conserva los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto.

Colocar los alimentos en la nevera correctamente: frutas y verduras en los cajones, en el espacio cero grados la carne y pescados, en la parte central los lácteos y los embutidos, y en la parte superior los alimentos cocinados.

Cocinar los alimentos a la temperatura adecuada

En cualquiera de las cocciones que se utilizan, los alimentos tienen que estar cocidos en su interior; especialmente las carnes, los huevos y el pescado.

Las sopas, guisos y otros alimentos mas líquidos tienen que llegar al punto de ebullición.

Tener especial cuidado cuando calentemos los alimentos  cocinados, en especial en el microondas, porque no reparte el calor por igual.

Mantener los alimentos a temperaturas seguras
Los alimentos cocinados no se deben mantener mas de 2 horas a temperatura ambiente.

Los alimentos elaborados que no se tengan que cocinas (gazpacho, ensaladas…) se tienen que lavar bien y una vez elaborados guardar en la nevera hasta el momento de consumirlos.

Descongelar los alimentos en la nevera, y vigilando que el líquido de la congelación no entre en contacto con el alimento.

Consumir alimentos seguros

Respetar las fechas de caducidad y las condiciones de conservación.

Lavar las frutas y hortalizas, especialmente las que se consuman crudas.

Consumir la comida cocinada que haya sobrado dentro de los dos días siguientes, y no guardar otra vez una vez recalentado.

No volver a congelar un alimento que ha sido descongelado.

Espero que os haya servido de algo, la salud entra por la boca, si comemos sano estaremos sanos…

Besitos….

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s