TERNERA STROGONOFF

Ingredientes:

  • 4 filetes de ternera

  • 200 g. de champiñones en láminas

  • 1 cebolla grande

  • 200 ml. de nata para cocinar

  • 100ml de vino blanco

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal y pimienta negra, al gusto

Comenzamos por cortar los filetes en tiras de igual tamaño, como un dedo de grosor y unos 5 cm. de largo.

En una sartén con un poquito de aceite, los salteamos a fuego fuerte hasta que estén doraditos. Los retiramos y reservamos para más tarde. De esta manera los sellamos y haremos que resulten tiernos por dentro.

En la misma sartén, añadimos un par de cucharadas de aceite de oliva. Cortamos la cebolla en juliana y la pochamos a fuego medio durante 10 minutos.

Añadimos ahora los champiñones y mezclamos. Salpimentamos al gusto. Seguimos cocinando a fuego medio y vertemos el vino blanco. Dejamos que reduzca la salsa para que se evapore el alcohol.

Añadimos la nata sobre el resto de ingredientes. Mezclamos bien y cocinamos un par de minutos para que vaya cogiendo textura.

Añadimos la carne que teníamos reservada, y con ella el jugo que haya podido soltar. Salpimentamos al gusto y removemos todo el conjunto. Dejamos a fuego medio 3-4 minutos, y comprobamos que la salsa va espesando y adquiriendo el punto deseado.

Para acompañar esta ternera Stroganoff se pueden hacer unas patatas fritas.

Anuncios

RETO: REPOSTERAS POR EUROPA (septiembre)

Hola Trapicher@s, hoy es día 15 y llega el Reto de “Reposteras por Europa”. Es la primera vez que participo y estoy muuuuuy nerviosa “¿lo haré bien?… ¿no lo haré bien???…”, aquí os dejo el logo del reto con enlace directo a la página para que os apuntéis y participéis…

1a-1600x1200

Este mes ha decidido el destino nuestra compañera Andrea de “Andreita come de todo” y nos vamos a ISLANDIA!!!!!!!!

islandia

Cuando vi el país que tocaba este mes aluciné en colores… Islandia… ¿¿¿y que se come en Islandia??? Pues ni idea, así que empecé a buscar por internet y no encontraba nada, bueno sí, pero todo lo que encontraba eran recetas saladas y yo necesitaba ¡¡¡una dulce!!! así que cuando ya había perdido toda esperanza encontré un blog de cocina donde había una receta dulce de Islandia. Se me abrió el cielo, por fin la había encontrado… y os preguntareis: ¿Qué receta es? Pues luego os lo digo… jejejeje, primero os hablaré un poco de Islandia…

islandia

Islandia es un país localizado en el extremo noroeste de Europa, cuyo territorio abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas e islotes adyacentes en el océano Atlántico, entre el resto de Europa y Groenlandia. Cuenta con una población de cerca de 331.000 habitantes y un área de 103.000 km². A causa de su localización en la dorsal meso-atlántica, es un país con gran actividad volcánica y geológica, factor que afecta en gran medida al paisaje del territorio islandés. El interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertos, montañas, glaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas. Gracias a los efectos de la corriente del Golfo, tiene un clima templado en relación a su latitud y provee un entorno habitable.

jokulsarlon-lago-glaciares-islandia_1_1824337

Y ahora sí, a por la receta!!!!!!

 ROLLS DE CANELA

AL ESTILO DE ISLANDIA

photo_2016-09-14_22-34-15

Ingredientes:

  • 330 grs. de harina de trigo
  • 1’5 cdta de las de café de levadura en polvo
  • 110g de azúcar blanca
  • 110g de mantequilla fría
  • 40g de mantequilla (para el relleno)
  • 2 huevos
  • 1 cucharita, de postre, de canela

 

Lo primero será mezclar la harina con la levadura en polvo, añadimos 75g del total del azúcar y removemos. La mantequilla la añadimos fría, la cortamos en dados y se mezcla con los dedos, debe quedar una masa desmigada y seca.

A continuación, añadimos los huevos batidos y amasamos con la mano. Tiene que quedar una masa compacta, manejable y que no se nos pegue a las manos. La amasamos unos cinco minutos y la reservamos en la nevera, mínimo 20 minutos, tapada con papel film o papel de aluminio.

Estiramos la masa con un rodillo encima de un papel de horno y la dejamos de un grosor de medio centímetro.

Derretimos los 40g de mantequilla en el micro y con la ayuda de un pincel vamos pintando la superficie de nuestra masa ya estirada. En este momento mezclamos el azúcar y la canela y la esparcimos por encima de la mantequilla que acabamos de untar en la masa.

Con ayuda del papel de horno vamos enrollando nuestra masa lo mas apretada posible y una vez enrollada la metemos en la nevera, mínimo 30 minutos.

Una vez pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180º, sacamos nuestra masa de la nevera y con un cuchillo de sierra vamos cortando lonchas de un centímetro de grosor y las vamos colocando en la bandeja del horno (con papel de horno) un poco separadas porque crecen un poquito. Metemos en el horno 25 minutos, calor arriba y abajo.

Una vez pasado este tiempo, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Y ya está!!!!! A comer!!!!!

Espero que os haya gustado y ¡¡¡¡que aproveche!!!!

photo_2016-09-14_22-33-39

photo_2016-09-14_22-34-07

TABULÉ DE LEGUMBRES

picsart_09-05-02-18-15

El tabulé, o taboule, es un plato Sirio en el que cuscús se concina con diferentes verduras para obtener como resultado un plato muy rico y sabroso.

Curiosidades del tabulé

El tabulé es conocido también como la ensalada libanesa, originaria de Siria y el Líbano, que en ocasiones se emplea como acompañante de varios aperitivos de la zona. Para disfrutarla se sirve fría.

Su consumo ayuda mucho al organismo, puesto que:

No contiene grasas, así que no engorda.

No contiene colesterol y ayuda a eliminar el malo.

Favorece la expulsión de líquidos del organismo.

Es un plato rico y nutritivo que da mucha energía al organismo.

Favorece el buen funcionamiento del corazón y ayuda a regular la presión arterial.

¡¡¡¡Y ahora vamos con nuestra receta!!!!

 

Ingredientes (2 personas):

  • 75g de cuscús instantáneo
  • 80g de garbanzos cocidos
  • 1 tomate en daditos
  • 2 cds de aceitunas sin hueso
  • 1 puñado de arroz
  • 1 puñado de lentejas pardinas
  • ½ cdta de ajo y perejil deshidratado
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Sal

 

En primer lugar, hidratamos el cuscús (seguimos las instrucciones del fabricante).

Una vez hidratado, le ponemos un chorrito de aceite, añadimos los garbanzos, el tomate, las aceitunas y removemos muy bien. Reservamos en la nevera.

Mientras, cocemos el arroz y las lentejas, por separado.

Una vez cocido todo, aliñamos con aceite, ajo y perejil (deshidratado), sal y vinagre. Removemos bien y guardamos en el frigorífico.

Cogemos un molde, ponemos una capa de la mezcla del cuscús, encima una capa de la mezcla de arroz y a continuación, otra capa de la mezcla del cuscús.

Quitamos el molde y ya podemos servir. Podemos adornar el plato con unas hojitas verdes (lechuga, canónigos, espinacas,…)

¡QUE APROVECHE!

picsart_09-05-02-20-52 picsart_09-05-02-23-07

TARTA DE QUESO JAPONESA

Es la primera vez que la hago y no me a subido mucho, ¿por que? pues no lo sé… la próxima vez doblaré los ingredientes.

Tengo que decir que está deliciosa, es como la que compramos en las tiendas… suave y esponjosa, y lo más importante es que es facilísima y SÓLO TRES INGREDIENTES!!!!!! fantástico!!!!!!!

 Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 120g de chocolate blanco
  • 120g de queso crema

Separa las claras de las yemas. Guardra las claras en un bol tapadas con film en la nevera.

Precalienta el horno a 170°.

Derrite el chocolate al baño maría.

Incorpora al cuenco del chocolate el queso y remueve bien.

Incorpora ahora las yemas y mézclalo todo muy bien.

Bate las claras a punto de nieve y échalas a la mezcla anterior, remueve con movimientos envolventes.

Forra un molde con papel vegetal. Echa la mezcla del pastel y pon el molde en la bandeja de horno con un poco de agua.

Hornea a 170° durante 15 minutos. Pasado este tiempo, baja la temperatura a 160° y déjalo otros 15 minutos. Por último, apaga el horno pero deja el pastel dentro otros 15 minutos.

Pasados éstos últimos 15 minutos, saca el pastel del horno, espolvorea con azúcar glas y deja enfriar.

¡Que aproveche!

FALÁFEL

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de enero

nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: FALAFEL

El origen del faláfel data de las épocas bíblicas, y en la actualidad es una comida típica de Oriente Medio, se desconoce su verdadero origen, algunos creen que viene de la India, donde se cocinaba con pan especiado, otros que fueron los antiguos egipcios, pero lo cierto es que se trata de un plato que cada vez se elabora en mas países del mundo, además de representar una buena opción para los vegetarianos.

El falafel tradicional de Oriente Medio, se hace con habas (tradicional de Egipto), con garbanzos o con una mezcla de ambos. Lo que diferencia a esta albondiga de otras es que ni las habas ni los garbanzos se cuecen, simplemente se remojan.

Curiosamente, la palabra falafel que viene de la palabra árabe filfil, significa pimiento.El falafel que más ha triunfado finalmente es el que se elabora únicamente con garbanzos, tanto en Oriente Medio como en los países en los que este plato se ha introducido, servidos en pan pita, acompañadas de tahina (salsa de ajonjolí), hummus (crema de garbanzo) y variedad de ensaladas.

 F

P

Ingredientes

  • 300 gr. de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cdas. de perejil fresco
  • 1 cda. de cilantro fresco
  • 1 cdta. de comino molido
  • 1 cdta. de levadura química (tipo Royal)
  • Aceite de oliva suave (para freír)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Salsa de yogur

  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo muy picado
  • El zumo de medio limón
  • Menta fresca picada, sal y pimienta negra

Ingredientes

Comenzamos preparando los garbanzos:

Como los garbanzos son el ingrediente principal vamos a poner especial interés en prepararlos. Partiremos de unos buenos garbanzos secos, que pondremos en remojo al menos 24 horas, aunque si tenéis tiempo podéis comenzar unas 48 horas antes y cambiáis el agua cuando resten 24 horas. Si el agua está templada ayudaremos a que se hidraten mejor.

Una vez hidratados escurrimos los garbanzos y los dejamos sobre un papel absorbente durante unos minutos para que suelten el agua que pueda quedarles.

Los metemos en un utensilio picador de batidora o robot de cocina y trituramos bien, hasta conseguir una textura similar a la de la arena. Queremos que nos queden bien picados pero sin llegar a convertirse en harina de garbanzo. Incluso puede quedar algún que otro tropezón pequeño.

Una vez picados, los reservamos en un bol y seguimos preparando el resto de ingredientes.

2

3

Ahora vamos a preparar nuestro faláfel:

Echamos en el vaso de la picadora: la cebolla cortada en gajos pequeños, los dientes de ajo en cuartos (sin la parte central para que no nos repitan), el perejil y el cilantro en hojas, sal y pimienta al gusto, el comino en polvo y finalmente la cucharadita de levadura química. Trituramos todo y añadimos la mezcla a la masa de garbanzos.

4

5

6

Con la ayuda de una espátula vamos removiendo con movimientos circulares, hasta que nos quede todo bien incorporado y resulte una mezcla homogénea.

7

Le damos forma de bola, tapamos con un paño limpio y dejamos que repose al menos 1 hora en un lugar fresco o en su defecto la metemos en el frigorífico en la parte de arriba, donde menos enfría. Durante este tiempo dejamos que la levadura actúe y así nos quedarán más esponjosos.

9

Pasado ese tiempo, prepararemos las bolas de faláfel. Para ello debemos mojarnos las manos para que no se nos pegue la masa. Hacemos bolas del tamaño aproximado de una nuez, apretándola para que suelte el agua que pueda aún quedar. Si os resultase demasiado húmeda la masa y no podéis darle bien forma,  podéis añadirle un poco de harina para darle más consistencia, si es harina de garbanzo mucho mejor.

Una vez hecha la bola, la aplastamos ligeramente para darle la forma definitiva. Repetimos esta acción hasta que se nos acabe la masa para elaborar el resto.

10

8

En un cazo ponemos abundante aceite de oliva suave (que no le dé mucho sabor al falafel), de modo que al freírlos queden sumergidos. Cuando esté caliente (no demasiado, que no llegue a echar humo), los freímos “vuelta y vuelta”. Aproximadamente en 1 minuto estarán listos, en cuanto comprobemos que estén dorados. Vamos friendo 3-4 cada vez, para que no baje demasiado la temperatura del aceite, y una vez hechos los apartamos en una fuente con papel absorbente, para que escurran bien el aceite. Terminados los falafel, preparamos nuestra Salsa de yogur en un momento.

11

12

La salsa de yogur

En un bol, vertemos el yogur natural, y sobre él un diente de ajo muy bien picadito, el zumo de medio limón, el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Para darle un toque “árabe” añadimos también unas hojas de menta fresca bien picada (si no la conseguimos nos valdría seca). Removemos bien con la ayuda de un tenedor/cuchara y en tan sólo 1 minuto, ya tenemos lista la salsa para acompañar los faláfel.

14

15

Los servimos calientes en la mesa, acompañados de la salsa a temperatura ambiente o fría, dependiendo de vuestro gusto.